viernes, 22 de abril de 2016

Aquello que vuelve

"Es inevitable el retorno de las cosas, 
como es inevitable respirar o comer
o enamorarse."

Manelander 



Todo vuelve de algún modo, mis queridos lectores. La vida es un conjunto de destinos que se mueven y se entrelazan de indescifrables maneras, es por ese motivo que para que todo tome su lugar adecuado siempre será necesario que algunas cosas en nuestra vida que alguna vez se hubieron marchado vuelvan a nosotros por algún motivo importante. No todo en el camino debe retornar, no necesariamente, porque hay cosas que no pueden nunca ser como fueron antes o simplemente reaparecerse fácilmente un día. 

Los últimos días pensaba en aquellas cosas que en algún momento de mi pasado me fueron arrebatadas en contra de mi voluntad (refiriéndome a asuntos emocionales en este caso), todo aquello que amé o deseé y me lo quitaron de las manos de formas crueles y despiadadas, tajantemente sin importar si las grietas en mi corazón se extendían todavía más. Algunas de esas cosas han reaparecido, han tocado mi puerta de nuevo y me comprueban, años después, que hay retornos inevitables que nos dejan una lección que aprender, una experiencia nueva que comprender para crecer, para madurar, para ser más fuertes, más enteros. Personas que se van, personas nuevas que llegan y personas que estuvieron alguna vez y que han decidido volver.

Siempre he pensado que nada es casualidad en la vida, todo debe tener un sentido, un motivo de existencia aunque muchas veces no logremos conocerlo del todo. Debemos entonces valorar las causas por las que un pedazo de nuestro pasado a reaparecido, ahora que se supone que ha transcurrido tanto tiempo y que internamente las heridas del ayer han cerrado por completo. Reaccionar siempre con madurez será la prueba contundente de que toda la tormenta y sus estragos han sido superados por completo aunque, a veces, es probable que aquello que ha decidido retornar esté en busca de una lección de vida en la que se requiera tu presencia como parte de este enlace de destinos del que hablaba en el inicio. 

Todo lo que vuelve, creo yo, tiene como objetivo dos posibles cuestiones: 

1. Evaluar el estado de tus heridas (aún abiertas y sangrantes o ya cicatrizadas). 
2. Hacerte parte de una lección que la vida necesita darle a las personas que aparezcan en tu camino de nueva cuenta.

A pesar de que existan cosas y situaciones que vuelvan por algún motivo importante deberás entender, estimado lector, que también muchas más nunca tendrán un retorno hacia ti, simplemente porque su ciclo en tu vida se ha cumplido y no puedes, ni debes, pasar de nuevo por eso, sea malo o bueno. Hay cosas que simplemente se van y no vuelven, y aceptarlo es poder tener una vida más placentera y con menos angustia, te lo puedo asegurar.

Textos relacionados:
"Desencanto"
"Los cambios"
"El esfuerzo del olvido"

Sígueme en Facebook AQUÍ
Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander ("La Tinta De Mane")



Publicar un comentario