sábado, 2 de julio de 2016

Por mi ventana

"Vi pasar toda mi vida, todos mis
amores, todos mis dolores, todos 
mis sueños."
Manelander


A veces me siento en la estancia de mi habitación; justo frente al sofá hay una pared con una pequeña ventana que da a la calle trasera de mi casa. En ocasiones simplemente me siento a observar el cielo que se dibuja en el pequeño rectángulo; a veces puedo ver nubes grises, cargadas de agua, ansiosas por empaparlo todo en la ciudad, otras veces veo el cielo azul, despejado, limpio. Pareciera que, cada vez que decido sentarme a observar a través de aquella pequeña ventana, mi vida entera pasa por ahí, quizá con el afán de mostrarme algo que no puedo ver en el día a día. 

Existen lugares que nos envuelven, nos ayudan a reflexionar con su simpleza, con su silencio, con su calma. 

Por mi ventana veo pasar mis penas más amargas; personajes pasados que alguna vez importaron demasiado y que me hirieron con su lejanía, con su frialdad, con su ausencia. Puedo ver mis tormentos más terribles, a mis monstruos internos, a mis delirios, mis enfermedades, esas que son del alma y que no se pueden diagnosticar en un consultorio médico. Creo que mi ventana es un pasadizo hacia mis adentros, un vistazo de lo que llevo en el interior; reconozco mis éxitos y mis alegrías, eso me anima, me impulsa, me relaja de una manera deliciosa. Hay momentos en los que veo o escucho cosas que me asustan, que me obligan a levantarme y cerrar con seguro mi pequeña ventana; lloro por recordar cosas que pasan del otro lado, burlándose de mí, riéndose por haberme dejado, por haberme lastimado, pero encuentro la cura a mi dolor justamente así: viéndolo, sintiéndolo. 

Podemos observarnos reflejados en objetos, en situaciones, en aromas, en personas; el mundo es un espejo gigante.

Pienso yo que es necesario, a veces, un espacio de reflexión, de instrospección; un espacio en soledad y silencio que nos conduzca hasta los lugares más profundos de nuestro ser. Podemos encontrarnos en un libro, en un espejo, en un sueño o incluso... en una ventana. 



(NOTA IMPORTANTE: Estimados lectores, atendiendo un poco más mi pasión por la escritura y por mi profesión: la psicología, he decidido atender peticiones para hablar sobre temas de los que a ustedes les gustaría que yo escribiera o diera mi opinión. Con gusto atenderé sus sugerencias y peticiones en la medida de mis posibilidades; de la misma forma si desean recibir algún consejo pueden escribirme al mail: mane.landerpi@gmail.com o si no es necesaria la privacidad o el anonimato entonces pueden dejarme todo en los comentarios de cualquiera de mis textos. Saludos y gracias por su amable atención.)

Sígueme en Facebook AQUÍ
Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander (La tinta de Mane)

Textos relacionados:

Publicar un comentario