Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Un día

"Escribo cuentos y relatos que no son
espejo de mi vida consciente, pero sí,  seguramente, de mi realidad inconsciente." Manelander Ahora siento frío en mi habitación. Fue no hace mucho tiempo cuando lloraba mares por no tener tus brazos para darme calor. Parece que fue ayer que te extrañaba tanto que nada me bastaba, ni la compañía, ni la soledad, ni el aire, ni nada. Tú eras mi aire, tú eras mi todo. Cómo pasa el tiempo, ¡en verdad que sí! Ahora puedo entender mejor cuando uno pierde algo o a alguien. Ahora creo que soy fuerte, fuerte para soportar la sensación de vacío, cuando alguien se va y no vuelve. 
Todo es mejor ahora, todo es más llevadero. Ahora que he aprendido a soltar, sí, justo en el momento en el que has decidido regresar. 
Pero si yo a ti ya te enterré en mi mente, no, peor, te borré, como si nunca te hubiera conocido. No lo hice por ser cruel, lo hice para salvarme de ya no tenerte, para salvarme de ya no tener todo lo que el futuro me pretende arrebatar. Enten…

Náuseas

"Sentimos ascos constantes, de los
profundos, de los del alma."
Manelander



Cuando era niño tuve muchas repulsiones, muchas cosas me causaban asco; los vegetales, algunas frutas, los sabores amargos de las semillas de algunas frutas, el olor penetrante del aceite en la cocina, la piel partida de las personas obesas, las verrugas en los ancianos. Muchas cosas en la infancia me daban náuseas, pero además de todas las anteriores hubieron algunas otras que me provocaban peor repulsión, una repulsión en el alma, en el corazón. 
Pude sentir repulsión al imaginar lo que los adultos hacían al cerrar la puerta de sus habitaciones, en pareja iban siempre; papás, mamás, tíos y abuelos. Algo me decía que hacían cosas desagradables, que tras cerrar la puerta se torturaban entre ellos y hacían todo lo que a los niños no nos era permitido. 
La repugnancia que se siente en el alma te acelera los latidos, te angustia, te hace sudar frío.
Al crecer, pensé que mis náuseas mentales desaparecerían, …

El demonio neón; lo atrevido y vanguardista.

"¿Qué se siente? Entrar a una
habitación que es como si 
estuvieras en medio del
invierno... y tú eres el sol."
El demonio Neón


Me ha costado mucho ordenar mis ideas para elaborar este texto, pues nunca había visto un tipo de cine con estas características. Aún no estoy seguro de poder colocarlo en la clasificación de cine de arte o cine de culto porque tengo demasiadas dudas, dudas que para nada me hacen pensar que esta es una mala película, al contrario, de inicio debo recomendarla muchísimo. 
La realidad es que estoy a ciegas, pues nunca había tenido la oportunidad de ver un largometraje del cineasta danés Nicolas Winding Refn, el cual, según he investigado, tiene un muy particular estilo al momento de crear cine. Según he notado en varias críticas, Refn tiene la capacidad de crear escenarios muy atractivos en sus filmes, bajo historias bastante dadas a la interpretación, y como psicólogo debo agradecer este atributo. 
La película se centra en Jesse (Elle Fanning), una chica …

Respetable Dr. Freud (I)

Respetable Dr. Freud: Me he atrevido a escribir esta carta con la ilusión de una respuesta suya que logre satisfacer mis ganas de recibir su consejo y opinión con respecto a varios asuntos de la vida que me hacen ruido constantemente. 
He iniciado mi formación psicoanalítica con la esperanza de poder ver y entender el mundo de una manera intensa y profunda, poco común debo agregar. He sentido una pasión desbordada por la psicología desde mi adolescencia, y pienso, sin temor a equivocarme, que el psicoanálisis me otorga una cantidad importante de satisfacciones personales y profesionales. 
He leído muchos textos de su autoría y todos, sin excepción, me han parecido sumamente interesantes y dignos merecedores de análisis y debate. Su teoría, simplemente, es una de las teorías de la mente humana más famosas y renombradas. Al respecto, a veces tengo la sensación de que todo tiene un sentido oculto del que la gran mayoría de los seres humanos somos ajenos. No puedo evitar ver a las person…

Extrañas obsesiones

"En mi camino encontré tantas cosas
extrañas, tantas personas, tantos 
objetos sin forma, sin fin."
Manelander


Vi muchas cosas en mi sendero, mientras avanzaba en el camino de la vida. Me topé con una mujer que le temía a los gatos, quizá porque en su vida jamás hubo silencio y calma como la que viven los pequeños felinos. Vi también a personas que le temían al dolor, tanto le temían al dolor del corazón que preferían tenerle miedo a los dentistas y a los exámenes de sangre, como si desplazaran sus miedos a otros dolores más "entendibles".
Me encontré con extrañas personas que sentían repulsión por algunos vegetales, como si el papel de devorar se invirtiera y ellos, los humanos, vivieran con el miedo constante de ser devorados por las lechugas y los chícharos.
También conocí personas que no conciliaban el sueño sin sus tres o cuatro almohadas, todas dispuestas a su alrededor, como nubes acolchadas; también estaban lo otros, esos que no podían dormir si cerca había más …

La constancia de la pérdida

"Se pierden cosas para ganar nuevas, 
luego, al pasar un tiempo, esas nuevas
son ya viejas y necesitan ser perdidas
para que otras, que sí son nuevas, 
lleguen a ocupar un lugar." Manelander


Hay un tema importante que siempre me conduce a pensar en todas esas cosas que están y después dejan de estar, es decir, las perdemos, se van. Si yo pudiera hacer un recuento de todas mis pérdidas llenaría libros enteros; desde aquellos billetes que nunca encontré, que seguramente debí dejar en el asiento trasero del taxi, hasta los segundos que voy perdiendo de vida con el paso de los días. 
La pérdida es tan necesaria como las nuevas experiencias, las cuales no podrán acontecer si retenemos todo lo viejo.
Es inevitable perder cosas, y el duelo que viene después de ello es tan necesario como la pérdida misma. Ya te todo esto he hablado en diversas ocasiones y cada vez que conozco algo nuevo y luego dejo de tenerlo me nace la necesidad de escribir al respecto. 
En algunas ocasiones puedo relacio…

Cine para psicólogos: El cisne negro de Darren Aronofsky

"Tengo una pequeña tarea para ti. 
Ve a casa y tócate. Vive un poquito."
El Cisne Negro 



Al fin he podido encontrar el espacio para escribir sobre una de mis películas favoritas en el mundo entero (sino es que mi película favorita en el mundo entero). Y es que El cisne negro me atrapó desde el primer día que la vi, en una de mis clases de psicología en la universidad. Una de mis profesoras era psicoanalista y decidía, de vez en cuando, algunos largometrajes para ver en clase. A veces pienso que esa película fue el primer contacto cercano que tuve con el psicoanálisis de algún modo; me envolvió tanto que no pude esperar mucho para comprar el DVD y verla de nueva cuenta en casa. 
El cisne negro es la película perfecta para aquellos que se interesan por el psicoanálisis y la mente humana. Un trabajo tan explicativo como los ensayos Freudianos.
En principio tenemos a la protagonista de la historia, Nina Sayers (Natalie Portman), una joven bailarina de una compañía artística de Nueva…

Sexo y tabú

"Lo único que me parece enfermo
en este mundo es hacer del sexo
algo enfermo."
Manelander




Mis queridísimos lectores, hoy les traigo un conjunto de letras que, una vez más, se sumergen en el mar del erotismo y la sexualidad. Y es que esto se me ha venido a la cabeza por dos razones: la primera de ellas es que estoy leyendo una obra de Freud llamada Tótem y tabú, en donde básicamente, el padre del psicoanálisis explica ambos conceptos como un manifiesto de sus influencias primitivas en la cultura actual y su influencia en el inconsciente del hombre contemporáneo; vaya texto tan suculento a la lectura. La segunda razón es algo más "personal", porque, de nueva cuenta, he tomado una experiencia de vida como fuente de inspiración para regalarles este texto; y es que hace unas semanas conocí a un chico que, en principio, me dejó muy claro que sus intenciones no eran sexuales. No tuve ningún problema al respecto, en realidad entendía la situación de aquel muchacho. Sin dar má…