miércoles, 15 de febrero de 2017

De tinta negra

"Pero qué curioso es fantasear,
y más curioso es convertir
la fantasía en realidad."
Mane



Llegué a casa y me senté en el sillón de la estancia. No encendí las luces, preferí que la luz del exterior se colara entre mis persianas. Era media noche. Las luces iban y venían con los automóviles. Me hundí en una oscuridad absoluta al cerrar los ojos. Estaba cansado, pero no de mi día ajetreado, más bien de pensar. ¡Dios, pero qué cansado es pensar en un asunto en particular! Se nos va la energía en una cosa u otra, y de pronto, como si una magia negra se apoderara de nosotros y convirtiera lo mental en físico, nos comienza a doler el cuello, la espalda, la cabeza.

Me adentré en mi habitación, me senté en mi escritorio y tomé una de mis libretas. Comencé a escribir, ¡qué otra cosa haría yo sino escribir!

Negra esta tinta como la noche rota por las farolas de los alumbrados públicos y los autos en las calles. Negra la tinta como el monstruo que se pasea entre las sombras de mi habitación. Me habla a mis espaldas, respira hondo muy cerca de mi oído derecho. No lo conozco, simplemente sé que existe. Alguna vez me pareció ver que algo se movía cuando apagué la luz del baño, una madrugada que me levanté a orinar. 

¡Pero qué negro pinta esta pluma! Es perfecta para escribir cuentos de terror; se necesita mucho negro para escribir terror. Supongo que si lo hiciera en este momento el monstruo que ronda mi casa me ayudaría un poco. Supongo también que no logro verlo porque es negro, como las sombras, como la ausencia de luz, como la tinta de esta pluma. 

Pero creo que hay algo más negro, y creo también que es lo que el monstruo misterioso me susurra todo el tiempo: "negra es tu alma". Quizá sí, pero no porque sea una mala persona, o bueno, no lo sé; creo que mi alma es negra porque está hecha de tinta, como la de esta pluma, y es desde donde nacen las ideas y las letras que llevo al papel y a la pantalla de la computadora. Mi alma es negra porque está hecha de tinta. Mi sangre es negra porque, en realidad, no es sangre, es tinta, tinta negra. 

Llevo demasiado tiempo sin saber lo que es vivir, si es que se le puede llamar "vivir", sin escribir. Pienso que escribo siempre, incluso cuando no escribo, escribo en mis pensamientos y también mientras duermo, en mis sueños. Por supuesto, he soñado que escribo; en papel, en piedra, en mi piel, en la piel de otros, con sangre, con tinta, con agua, con arena, en madera, en el aire, en las estrellas, en el fuego, en la luna, en las hojas de los árboles, en mis ojos he escrito también. Escribo siempre, incluso escribo sobre los ojos de cada lector en este preciso momento, en sus recuerdos, en sus memorias quedarán mis letras impresas para siempre. 

Descansé la mano y solté la pluma. Tenía hambre, apagué la lámpara en mi escritorio y me quedé a oscuras. Ahí estaba, lo sentía, frente a mí, el monstruo aquel hecho de sombras, hecho de negrura, quizás hecho de un pedazo de mi alma, de mi alma hecha de tinta negra. 


Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander (La tinta de Mane)

Textos relacionados:

"Numen"
"Jugo de uva"
"Azul oscuro"

lunes, 13 de febrero de 2017

Rumbo al Oscar 2017: "Manchester by the sea"

"Mi corazón estaba roto y sé que
el tuyo también lo está..."
Manchester by the sea 



Pues aquí tenemos una de las nominadas al Oscar como mejor película. Debo agregar que de las que he tenido la oportunidad de ver es la que más contenido de análisis psicológico posee, pero no puedo ponerla a competir con "Room" (nominada en 2016) que fue la que en aquel momento tenía un tinte similar. Manchester by the sea logra arrebatarte una que otra sonrisa, posee una mezcla de drama y comedia ácida que no logro entender del todo. Se trata de una descripción detallada de las dramáticas vidas de los personajes. 

"Manchester by the sea es una película de belleza y corazón sobresalientes. Incluso en sus profundidades más melancólicas, está llena de sincera e infatigable vida".
(Washington Post)

La historia explica un momento de la vida de un hombre que acaba de perder a su hermano y deberá hacerse cargo de su sobrino, un adolescente que se ha quedado sin padre y que ha sido víctima del abandono de una madre alcohólica. En el transcurso del largometraje podemos apreciar una actuación bastante impresionante del protagonista Casey Affleck en el papel de Lee Chandler y de una Michelle Williams que nos roba el aliento en las escenas más dramáticas. Existen situaciones del pasado que amenazan con perturbar la estabilidad emocional de los protagonistas y le dan a la historia un sabor amargo y desgarrador. Además de toda esta composición encontramos una serie de diálogos muy bien impregnados de realismo, del confuso y poco legible en ciertos momentos. 

Pienso que Manchester by the sea tiene grandes oportunidades para salir triunfante sobre sus competidoras. Contiene una esencia que cautiva, la transición del duelo y la melancolía que sobreviene cuando la herida de la pérdida no logra cerrarse, ni siquiera con el paso de los años. 

"Manchester frente al mar es una experiencia que merece la pena, no por la magnificencia de su impacto o la grandeza de sus entornos sino por la forma en que ilumina con una gracia tranquila e inquebrantable".
(Boston Globe)

No puedo agregar más a este largometraje que hace una propuesta un tanto distinta de lo que estamos acostumbrados a ver, aunque, poco a su favor debo decir que al final logra ser un drama más que explica una terrible situación. La propuesta está presente pero a mi parecer no termina de concretarse del todo. Es un film excelente, digno de reconocimiento y con todas las armas necesarias para llevarse una estatuilla, pues no se encuentra únicamente entre la lista a las nominadas como mejor película. También podemos encontrarla en las listas de mejor director, mejor actor, mejor actor de reparto y mejor guión original. Así que, como siempre, muchísima suerte para esta excelente propuesta cinematográfica creada y dirigida por Kenneth Lonergan. 


Twitter & Instagram: @tintademane

jueves, 2 de febrero de 2017

Rumbo al Oscar 2017: "Jackie"

"Existen dos tipos de mujeres en el mundo:
las que quieren poder en el mundo y las
que quieren poder en la cama."
"Jackie" (2016)


Y arranca la cuenta regresiva hacia los tan esperados premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas 2017. Y para no quedarme atrás, mis queridos lectores, amantes del cine, les traigo aquí la primera de mis opiniones sobre uno de los largometrajes que logró inmiscuirse en las listas de nominadas a recibir una estatuilla dorada. Se trata de Jackie; un excelente largometraje dirigido por el chileno Pablo Larraín y protagonizado por, la ya ganadora del Oscar, Natalie Portman. Y es gracias a la magnífica actuación de Natalie (una de mis actrices favoritas, debo agregar) que Jackie se coloca en la lista de las nominadas a mejor actriz principal

"Extraordinaria en su penetrante intimidad e hiriente en su dolor, 'Jackie' es un retrato notablemente crudo de la icónica primera dama (...) Una sorprendente interpretación de una Natalie Portman que nunca había estado mejor."
(David Rooney - "The Hollywood Reporter")

Y es que después de Black Swan (una de mis películas favoritas en el mundo), puedo atreverme a decir que la primera dama interpretada por Natalie es uno de las mejores actuaciones en su carrera. Logras sentir el dolor enloquecedor que Jackie Kennedy vivió después del terrible asesinato de su esposo, el expresidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy. La historia tiene un fondo artístico que logra perfectamente el efecto de transportarnos a la década de los años 60's. Además, la psicología del personaje principal está perfectamente diseñada, interpretada y desbordada al espectador. Jackie es un drama de principio a fin, no es un largometraje común y corriente, pues da la impresión de ser una sola escena dramática, llena de clímax, extendida durante 95 minutos. 

"Larraín logra una extraordinaria incursión en el cine en inglés (...) un retrato audaz y de muchas capas (...) enriquecido por una interpretación compleja y meticulosamente elaborado de Natalie Portman"
(Guy Lodge - "Variety")

Para mi gusto, Jackie fue uno de los mejores largometrajes de 2016. Se trata de una historia desgarradora que logra conducirnos a los límites de la cordura. El vestuario, la ambientación y la música (Mica Levi) son piezas esenciales para arrebatar el aliento de cada espectador. El duelo de Jacqueline Kennedy se lanza hacia los ojos del quien admira este filme como un momento extravagante, desolador y lleno de pena y desesperanza; una película bastante adecuada para estos tiempos en los que el gobierno norteamericano ha olvidado lo que es la sobriedad y el buen juicio. 

Todo el positivismo y los mejores deseos para Natalie quien, no dudo ni un instante, es total merecedora, una vez más y gracias a su talento, de una estatuilla dorada más. Portman luce como una muñeca de porcelana, perfecta en cada movimiento, junto a las actuaciones de Peter Sarsgaard y Greta Gerwig. Cada pieza de este increíble largometraje encajan de manera perfecta. ¡Mucha suerte, Jackie


Twitter & Instagram: @tintademane