Ir al contenido principal

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---

"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 

Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma

Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos depresivos y Norma fue dada en adopción a las seis semanas de nacimiento. A partir de ese momento Norma pasóde un hogar a otro constantemente. En esa trayectoria de hogares y familias, Norma sufrió en diversas ocasiones abuso sexual. 

Una de las luces en la vida de Norma Jeane fue su media-hermana mayor Berenice, con quien tuvo contacto al enterarse de que su madre había concebido a otra hija antes que ella. Ambas tuvieron una relación muy cercana hasta la muerte de Marilyn. En algún momento de su adolescencia, Norma se casó con el hijo de una vecina para evitar volver a un orfanato; la mujer aquella tenía una fábrica de municiones en donde Norma trabajaba y fue ahí donde su talento como modelo fue descubierto por un fotógrafo que tomaba algunas imágenes de Norma en la fábrica para una revista. Fue en 1946, después de un divorcio y muchos castings que Norma se convirtió en Marilyn y comenzó a trabajar como extra de cine en Twentieth Century Fox. 


Marilyn y el psicoanálisis

Greenson se psicoanalizó con Stekel en Viena y posteriormente por Fenichel en Los Angeles. Estudió medicina en Suiza y escribió un libro: Técnica y práctica en el psicoanálisis. Fue psicoanalista de varios famosos de Hollywood, entre ellos Marilyn. El trabajo de Greenson como psicoanalista fue puesto en duda debido al fracaso del tratamiento señalado y criticado a causa del supuesto suicidio de la actriz en 1962. 

Greenson describió a Marilyn, quien estuvo aproximadamente dos años y medio en tratamiento psicoanalítico, como una mujer con una edad mental mucho más joven que su edad física. El tratamiento analítico regularmente estaba encaminado al análisis de una adolescente que requiere cariño, compañía y atención, y no a una mujer adulta. El intento de Greenson por reparar aquellas heridas en Marilyn parecen en principio un asunto poco grave, neurótico, del tinte propio de la histeria definida por Freud. 

Fue en uno de los rodajes que Marilyn realizó en Inglaterra cuando Anna Freud decidió atender a la actriz durante un periodo no mayor a las seis semanas. Greenson confiesa a Anna su opinión general sobre su paciente: 

"Se ha convertido en una mujer paranoide y muy enferma. Puede usted imaginar lo difícil que es tratar a una actriz de Hollywood, a alguien que se encuentra completamente sola en el mundo, pero que, al mismo tiempo, es una gran celebridad".

Greenson fue profundamente criticado por el tipo de tratamiento que introdujo en la vida de Marilyn; le hizo de cierto modo depender del medicamento para erradicar por momentos sus síntomas de depresión y ansiedad. Fue por este motivo principalmente que el psicoanalista fue profundamente criticado después del fallecimiento de Marilyn. 


Algunas opiniones sobre el material clínico de Marilyn Monroe

La mayoría de las personas se preguntarán ¿qué fue lo que falló en el tratamiento? ¿por qué Marilyn no pudo continuar con vida? Y, quienes estudiamos psicoanálisis, podemos responder de cierto modo que el tratamiento psicoanalítico, si bien no es un triunfo definitivamente, tampoco significa un fracaso aún cuando allá un suicidio de por medio. Y esto es porque el fin el tratamiento analítico responde a otras demandas que, en el mejor de los casos, ayudan al individuo a vivir mejor, a tolerar el dolor y, por supuesto, englobado en ello, a continuar viviendo la vida con responsabilidad y madurez. Opino que quizás el tratamiento del Dr. Greenson no haya sido el correcto, sobre todo por la prescripción excesiva de medicamentos y ciertas inconsistencias en el encuadre que, por supuesto, Marilyn rompía constantemente al ser una paciente grave. Y he aquí una fragilidad importante pienso yo; tal vez Marilyn, al tratarse de una mujer con un problema no neurótico (grave) debió de ser enfocada a un tratamiento mucho más intensivo, un tratamiento enérgico que respondiera a sus profundos síntomas. No se trataba únicamente de una histeria o de un rasgo de carácter, sino de una psicopatología seria que requería de mayores recursos, recursos que el psicoanálisis no puede otorgar por sí solo. 

Digamos que el tratamiento psicoanalítico hizo lo que tenía que hacer; llevar a Marilyn a través de los pasajes oscuros de su mundo interno y de la bóveda lúgubre de su inconsciente. No fue el psicoanálisis el que empujó a Marilyn al suicidio, sino la falta de otras intervenciones que unieran fuerzas con el método analítico para arrastrar a Marilyn a una zona menos vulnerable. Es en este punto en donde el trabajo del Dr. Greenson se vuelve criticable, pues parece, según la bibliografía y la información publicada hasta el día de hoy, que el médico intentó hacerlo todo él, dejando ver un vínculo transferencial-contratransferencial bastante primario, perteneciente no al Edipo como quizá se pensaría, sino a la oralidad misma; Greenson quiso ser el padre y la madre buenos que Norma nunca pudo vivir. Y digo vivir porque quizás en algún momento tuvo figuras importantes que le dieron muchas cosas buenas y recursos, pero que para ella resultó siempre insuficiente, dejando ver así su primitivo síntoma oral, depresivo, dependiente, melancólico rayando en lo psicótico.  

Desde lo Kleiniano podemos ver cómo Marilyn fue una mujer que se sentía sumamente perseguida, escindida, incapaz de integrar sus objetos y con un superyó primario castigador, hostil y sumamente agresivo. Fue una bebé a la que no le fue suficiente toda la leche buena que pudo recibir en la vida, voraz e insaciable, a años luz de colocarse en lo edípico. Para ella el nacimiento de un bebé simbolizaba un acontecimiento atroz ligado al abandono, el cual estaba ligado a la vez con la muerte; fue por este motivo quizá que sufrió de abortos naturales. Ella era el bebé abortado, abandonado, destruido antes de enfrentarse al mundo en una condena melancólica muy agresiva. 

Marilyn estuvo siempre envuelta en polémicas, incluso después de morir su caso llama la atención. Fue involucrada en un escándalo con los hermanos Kennedy de quienes fue su amante según algunas fuentes. Hoy en día su muerte se tribuye a muchas teorías conspirativas y de asesinato intencionado. La realidad es que, haya cometido o no suicidio, Matilyn fue la bebé abandonada, toda su vida, que no deseaba vivir. 

Psic. Manuel Landeros
Psicoterapia Psicoanalítica 
Ciudad de México
Colonia Roma 
Tel. 55 3275 1330

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cine para psicólogos: ¡madre! de Darren Aronofsky

You give and you give and you give... and it's never enough! 
Volvemos después de mucho tiempo a su gustada sección Cine para psicólogos. Antes que nada he de confesarles, mis queridos lectores, que el tiempo se ha vuelto algo valioso para mí y sentarme a escribir una opinión sobre una película como esta me demanda varias horas. Al fin he podido prepararme un café y comenzar a plasmar mis comentarios sobre mother!
Comenzaré diciendo que, como muchos de ustedes habrán leído tiempo atrás en mi blog, Darren Aronofsky logró crear mi película favorita de todos los tiempos: El cisne negro. Y  es que debido a mi formación como psicoanalista ustedes entenderán mi fascinación por este tipo de películas con contenidos fuertemente psicológicos. ¡madre! me ha cautivado por completo, aunque no ha logrado superar la admiración que sigo teniendo por Black Swan. 
mother! Una carga simbólica pesada para el psiquismo.  Miren, no he leído mucho al respecto, ni siquiera me he enterado de la vida de Dar…

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…